Kingsman: desternillante elegancia

Vuelvo a haceros una crítica sobre mi experiencia con una película, en esta caso Kingsman. Por lo general suelo acudir al cine a ver preestrenos ya que al ser socia de FNAC me regalan entradas para todo tipo de películas. Suelo asistir siempre, para empezar porque me gusta el cine, y siendo gratis, ¿quién no está dispuestos a pasar un rato agradable sentado ante una gran pantalla? Pues bien, en esta ocasión digamos que mis expectativas no eran muy altas. De hecho advertí a mi compañero de sesiones de preestreno que podía ser bastante mala. Me expiaba de culpas antes de recibir las esperadas críticas.

Bueno, debo deciros que salí de la película con una sensación total y absolutamente distinta. No me creeréis si os digo que hacía tiempo que una película no me entretenía y hacía reír tanto. La verdad es que los dos salimos partiéndonos de risa y con buena impresión. No me malinterpretéis. La película no es de nominación a los Oscars, aunque con los gustos de hoy en día nunca se sabe. No se trata de eso. No sé si es por el magnifico reparto, por el giro que se le da a las tradicionales tramas de espías y detectives, o a los inteligentes chispazos de humor, pero salí encantada. Puede que fuese porque tenía unos prejuicios muy negativos sobre el film, o porque es la primera vez que Colin Firth me parece gracioso. Es un gran actor, eso es innegable, pero como actor de comedias es odioso, por lo general.Cuando vi aquella abominable producción sobre una chica que se llamaba Bridget Jones quise arrancarme los oídos por lo insípido del guión del personaje de Darcy.

No voy a deciros que la película es una maravilla, pero os aseguro que os divertiréis bastante. Genial la mezcla entre acción, que te mantiene atenta a la pantalla y el humor elegante que caracteriza a la película. No os perdáis el detalle del acento de Samuel L. Jackson, y los toques Tarantinescos con la sangre.

Si me hubiesen preguntado antes de ver la película si hubiera pagado por ella, hubiera respondido con un rotundo no. Hoy puedo decir que si hubiese pagado por ella, no me arrepentiría de haber invertido mi dinero en esta desternillante comedia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s